Monday, April 4, 2011

huye parte 2

Pronto los guardias se ven rebasados por las tropas enemigas, y el capitán
llega con los príncipes, el príncipe se prepara, empuña su espada y reta al
capitán, entonces el capitán reconoce la espada, pues el enfunda una
idéntica.

"Es el destino" grita, "Dime niño, ¿Qué hace el príncipe de Luvania en esta
isla perdida de Piresa?", el príncipe, visiblemente sorprendido por ser
reconocido, se sorprendió aún más al ver la espada de su enemigo, "Ladrón",
le respondió "Esa espada no te pertenece, y como heredero del reino la
tomaré, así deba pasar por tu ejército entero".

El capitán fingió ofenderse y se defendió "Yo no robé nada, lo gané
legítimamente al matar a su dueño anterior. ¿No lo sabías pequeño? Yo maté a
tu padre". Era lo único que faltaba, el príncipe embistió con furia sobre su
oponente, pero lo que le sobraba en entusiasmo, el capitán lo rebasaba en
experiencia, no requirió de mucho tiempo antes que fuera claro que el
príncipe sería derrotado.

Cansado y dolorido, el príncipe cayó, sólo bastaba una estocada final y el
capitán vencería, entonces la princesa, por una vez pensó en alguien más y
se lanzó a interceptar la espada, recibiendo el golpe mortal en lugar de su
prometido ante la estupefacción de todos. el capitán se alejó, y dijó "Mi
objetivo se ha cumplido, sólo venía por ella y tu te interpusiste, pero
ahora que esta muerta pelear contigo sólo me traería más enemigos, considera
esto como un preámbulo, pues tarde o temprano pelearemos de nuevo" y dicho
esto ordenó la retirada.

La princesa se puso de pie y corrió a abrazar a su amor, ahora sabía que era
amor ¿Por qué otra razón se arriesgaría a morir por él? Pero en vez de
tocarlo, lo atravesó, sólo entonces volteó para encontrar su cuerpo donde
había caído, aún ahí, sangrando, a pesar de que ella se sentía en otro
lugar.

2 comments:

Si usted ha entendido esta entrada, no dude en ponerse en contacto conmigo, y gustosamente se la volvere a explicar hasta que no la entienda.

Entradas relacionadas